ESTATUTOS DE LA ASOCIACIÓN MISIONERA DE MARIA INMACULADA (AMMI)
“AMIGOS DE LOS OBLATOS”

I- Meta de la ASOCIACION MISIONERA DE MARIA INMACULADA

La ASOCIACION MISIONERA DE MARIA INMACULADA es una comunidad libre de amigos de la misión, los cuales contribuyen a la obra misionera, en el espíritu del bienaventurado San Eugenio de Mazenod, fundador de los Oblatos de María Inmaculada.
La ASOCIACION MISIONERA DE MARIA INMACULADA SIRVE EN UNA TRIPLE META:
1. Fomento y cuidado de la vida cristiana y veneración de la Inmaculada Virgen María, patrona de los Oblatos y de la AMMI.
2. El despertar y fomentar vocaciones de misioneros.
3. Contribución a la misión de los Oblatos en la evangelización de los pueblos.

II- Tareas particulares de la AMMI

El apostolado de la AMMI se sostiene en la oración, entrega, y en el servicio misionero.
1. Oración Es expresión de la fe, de la esperanza y de amor.
Solamente una persona orante es una verdadera persona creyente, que da honor a Dios.
Jesús nos enseña a rezar: “Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre”.
La AMMI es una comunidad de oración.
“La oración es el alma de la obra misionera”, escribe F. Max Kassiepe OMI en la carta de fundación de la AMMI en el año 1894, y la oración es siempre oración misionera, quiere decir rezar por las misiones.
Cristo Jesús es el salvador de los hombres y la salud de los pueblos. “María es la doncella del Señor”.
Por eso, la AMMI está bajo el signo y protección de la madre de Dios. Los miembros de AMMI rezan diariamente el “Ángel del Señor” o tres “Ave María” por vocaciones misioneras y por la expansión del Reino de Dios.
Toda la oración tiene su culminación en la Santa Misa, y por eso, los miembros de la AMMI procuran su participación en esta celebración litúrgica.

2. Entrega Es la expresión de entrega de la persona hacia la voluntad de Dios. Solamente una persona ofrecida es en realidad una persona en Dios confiada.
Jesús nos enseña a rezar: “Padre nuestro…hágase tu voluntad”.
La AMMI es una comunidad de entrega
La oración diaria comunitaria debe ser acompañada de una intensiva y fructífera obra misionera.
La pequeña contribución anual es una alusión a sacrificios más grandes que se deben soportar en la vida, y por último tenemos nuestra participación en el sacrificio de Jesús, presente en la Santa Misa.
Los miembros de la AMMI aportan anualmente una ofrenda financiera para la misión.
Contribución actual: miembros solos……..Gs 5.000 mensuales
Familias……………..Gs 20.000 mensuales
3. Servicio misionero: Es expresión del amor regalado a las personas, para que venga
el Reino de Dios.
Solamente la persona que ama sigue realmente a Cristo.
Jesús nos enseña a rezar: “Padre nuestro… venga tu reino”

La AMMI es una comunidad misionera

Los miembros de la AMMI procuran conseguir amigos para la obra misionera de los Oblatos o nuevos miembros para la AMMI.
Ellos buscan y promocionan vocaciones para misioneros.
Ellos dan testimonio de esperanza a través de su vida cristiana, que nos está dada en Cristo Jesús.
Finalmente, viven su comunidad en la eucaristía, expresión máxima de todo servicio misionero

Como agradecimiento, la congregación de los Oblatos deja participar a los miembros de la AMMI:
- En las ganancias de sus oraciones y trabajos.
- En los frutos del sacrificio ofrecido diariamente en la Santa Misa y acompañándoles también más allá de la muerte.

III- Formación y estructura de la AMMI

1. La AMMI es dirigida por orden y mandato del provincial, por intermedio del Director Provincial.
2. La AMMI está dividida en zonas, y que pueden ser atendidas por un padre o hermano, siempre dependientes del Director Provincial. Lo mismo vale para los rectores de la casa Oblata, que en su circunscripción cuiden de los miembros de la AMMI
3. Cada uno de los miembros de la AMMI (en lo posible) pertenece a un grupo, que a su vez es atendido por un celador o celadora.
4. Miembros de la AMMI pueden ser todos los que están dispuestos a servir a las Misiones.
5. Los miembros expresan su pertenencia a través de la oración misionera.
6. Fallecidos, que en su vida no fueron miembros de la AMMI, pueden a través de una única contribución misionera (al momento por lo menos Gs 50.000 por persona) participar de los beneficios otorgados por la congregación como en la Misa diaria celebrada para los difuntos de los miembros de la AMMI y para participar en sus Obras espirituales y en sus indulgencias concedidas por la Iglesia a esta congregación.
7. Cada Oblato tendría que sentirse responsable de aumentar y conquistar en el pueblo, la formación de círculos de amigos y colaboradores. La mejor propaganda de la AMMI se realiza en las parroquias o en las misiones juveniles o a través de domingos misioneros y sermones misioneros.
8. La organización
Cada grupo de la AMMI se organiza de la siguiente manera:
- Presidente/vice-presidente
- Secretario
- Tesorero
Ellos forman la Junta Directiva.
Los socios forman parte de la Comisión.
Los celadores son los que se encargan de recoger los aportes.
9. Las reuniones se realizan cada 1er y 3er martes del mes. Para que tengan quórum, deben estar la mitad de los miembros + 1.
10. La asamblea
Se invita a todos los miembros cada 2 años para elegir la Comisión Directiva: Junta y socios

IV- Atención a Celadores y Miembros

1. El Director Provincial de la AMMI trabaja conforme a las instrucciones del Director General y del Provincial.
2. El director está obligado a celebrar o hacer celebrar diariamente la Santa Misa para todos los miembros de la AMMI, conforme al tiempo asignado por el Director General. Por la actual reglamentación, debe ocurrir esto del 21 al 25 de junio de cada año en la provincia paraguaya.
3. Todos los miembros obtienen con su ingreso a la AMMI un certificado de admisión.
4. Todos los celadores y celadoras obtienen un folleto con los datos más importantes sobre la AMMI y las tareas de un Celador, y aparte un cuaderno de Celadores en el cual inscriben a todos sus miembros.

V- Administración

1. La administración de la AMMI está sujeta directamente al Director Provincial.
2. En su corriente administración económica la AMMI es independiente.
3. Después de cada actividad, el tesorero presenta el balance en la reunión siguiente.
4. Gastos extraordinarios deben ser presentados al consejo provincial.
5. Una vez al año, la AMMI informa a la Administración Provincial sobre sus ingresos y gastos.

Asunción, 1º de mayo del 2009